¿Por qué los guardas de seguridad me preguntan siempre lo mismo?

  • Protocolos de seguridad

¿Por qué los guardas de seguridad me preguntan siempre lo mismo?

Protocolos de seguridad

Los protocolos de seguridad son una secuencia de actividades que debe realizar el guarda cuando está a cargo de un determinado lugar. Existe un protocolo diferente para cada actividad, todo esto con el fin de mantener el área protegida, lejos de una suplantación o cualquier situación que pueda atentar contra las personas que residen allí.

Es común que en los centros comerciales hayan pequeños carteles con reglas que dicen “No se aceptan mascotas”, no llevar niños pequeños en las escaleras eléctricas, no correr en los pasillos, ¡No tocar! y así un sin fin de advertencias que ayudan a que las personas que visitan el lugar estén seguras. Este tipo de avisos también hacen parte de los protocolos de seguridad.

Para algunas personas puede ser muy molesto que el vigilante les esté haciendo siempre las mismas recomendaciones, las mismas preguntas o que les pida que le dejen ver su bolso o el baúl del carro, aunque puede ser engorroso para algunos, son medidas necesarias para brindar una protección óptima.

Los funcionarios de las empresas de vigilancia deben cumplir con una lista de actividades durante su jornada laboral que se repiten una y otra vez. Estos protocolos varían dependiendo del lugar en el que se esté prestando el servicio, de tal manera que de un espacio a otro estas actividades pueden variar radicalmente.

Te mostraremos algunos de los tipos de protocolos más importantes para que los tengas en cuenta y sepas por qué los guardas de seguridad de tu edificio siempre te preguntan lo mismo cada día.

Protocolos de seguridad en una empresa

En los edificios empresariales y/o oficinas, es necesario que los visitantes siempre se identifiquen con su documento de identidad, si vienen de alguna entidad específica deberán presentar carnet y ARL, por si en algún momento se presenta una emergencia. Esto puede llegar a incomodar a las personas que visitan el lugar, porque sin importar el número de veces que lo visiten deberá cumplir los mismos requisitos y presentar los mismos documentos.

Cuando una persona entra a un establecimiento empresarial en un vehículo, este será inspeccionado para evitar que lleven explosivos, droga o cualquier tipo de arma que pueda incidir en la tranquilidad y seguridad de los que allí trabajan. Este procedimiento es común que se realice con perros guardianes que inspeccionen los vehículos.

No todos los espacios deben cumplir con los mismos protocolos de seguridad, pues algunos lugares corren más riesgo que otros, por ejemplo, el edificio de un banco requerirá más medidas de seguridad, como la inspección de maletas por rayos X y el paso de las personas por un detector de metales. Todos estos procesos son imprescindibles para el buen funcionamiento del plan de seguridad que se ha diseñado para cada establecimiento.

Puede ser que tu no lleves ningún tipo de artefacto que atente contra el bienestar de alguien, pero personas malintencionadas te pueden utilizar para ingresar elementos prohibidos, introduciendo armas, drogas o explosivos dentro de tus pertenencias sin que te des cuenta. Es por esto que así no lleves nada en tu bolso por seguridad de todos deja que los vigilantes lo revisen.

Protocolos de seguridad en residencias

Los conjuntos residenciales son unos de los lugares más propensos al hurto, ya que allí es donde se guardan las pertenencias más preciadas de las familias, es por esto, que la seguridad debe incrementarse más que en cualquier otro espacio.

En los edificios o conjuntos las empresas de vigilancia deben realizar protocolos de seguridad que permitan mantener el orden y la protección del lugar, evitar prácticas delictivas como el “trencito”, que se refiere a cuando entran muchas personas al mismo tiempo y no se puede identificar si son o no residentes. Esta práctica la realizan los delincuentes agrupándose con los residentes (quienes no se dan cuenta) y entran sin ser registrados.

Uno de los protocolos que más se realizan en las residencias es que los guardas no pueden permitir el acceso de personas que no vivan en el lugar, así sea conocido deberá anunciarse con el apartamento o casa a la cual se dirige.

Ya sabes ¿Por qué el guarda del edificio que visitas a menudo, siempre te pregunta lo mismo? Todos los protocolos de seguridad están debidamente calculados para cada espacio, con el fin de asegurar tu protección y bienestar. Así que cuando el vigilante te vuelva a pedir que abras tu maleta para revisarla o que le dejes ver el baúl de tu carro, respóndele con buena actitud y contribuye a la seguridad de todos.

Si quieres obtener más información que contribuya a tu seguridad y bienestar de tu familia, puedes ingresar al siguiente link: www.seguridadsuperior.com

No hay comentarios

Agregar comentario