La vida de un escolta de seguridad

  • Escolta

La vida de un escolta de seguridad

 

Escolta           

  Un escolta es un profesional especializado en la protección y el cuidado de personas. Este cargo requiere de grandes responsabilidades, junto a la habilidad en la manipulación de toda clase de armas, defensa personal, manejo de crisis y capacidad de reacción inmediata frente a situaciones que atenten contra la vida de su protegido.

  En su mayoría el género masculino predomina en este cargo, debido a que sus rasgos y fuerza normalmente son mucho mayores. Un escolta debe ser un hombre grande y hábil, que con solo su presencia intimide a quienes quieran hacerle daño al entorno que protege.

  Por otro lado, un escolta tiene seis pilares que construyen su personalidad y profesionalismo estos son: la ética, la moral, la confianza, la lealtad, el secreto profesional  y sobre todo la vocación.

- Ética y moral: estos dos pilares se forjan en casa, son los que le indican a una persona lo que está correcto y lo que no. La moral se refiere a las costumbres y el buen actuar, este es un pilar que fortalece las relaciones en su entorno y consigo mismo. Cuando un escolta cumple con estos dos pilares fundamentales tendrá la capacidad espiritual y mental requerida para cuidar a otros sin problema.

  - Confianza: la confianza en sí mismo es un punto importante para un escolta, porque tendrá la certeza de que podrá enfrentar todo tipo de crisis que se presenten. Algo que fortalece la confianza de un escolta es su conocimiento y entrenamiento, ya que así podrá cuidar de la manera más profesional a sus protegidos.

    Aún más que eso este pilar se extiende a la confianza que es capaz de generar en su entorno laboral, porque la familia o la persona que tenga a su cargo dejará en sus manos su vida y seguridad, algo que no se confía a cualquier persona.

- Lealtad: es indispensable para el buen trabajo, pues es así como se ganará la confianza de su protegido, quien tendrá la certeza de que su escolta no dará su brazo a torcer frente a ninguna situación.

  - Secreto profesional: es el secreto que debe llevar consigo hasta el final de sus días, evitando que sea la información, el recurso que alguien malintencionado use para hacer daño a su protegido. El escolta que es cauto y respetuoso con la información que maneja, es el que puede tener mayor éxito en su desempeño.  

  - Vocación: en ciertas profesiones y labores, la vocación es un punto indispensable, pues obliga a que la persona se incluya en una forma de vida diferente, en donde su tiempo para la vida personal se reduce, algo que alguien con vocación no tiene problema de realizar, porque el amor por lo que hace es su satisfacción más grande.

   

¿Quiénes necesitan un escolta?

  Todas las personas pueden contratar un escolta, pero no todas lo necesitan. Hay susceptibilidades que atañen a ciertos grupos de personas como las que ocupan cargos públicos, presidentes, alcaldes, gobernadores o diplomáticos, ya que pueden estar en peligro de un atentado por parte de terceros. También empresarios privados de alto nivel, que por su posición o nivel socioeconómico prefieren contratar este servicio para estar más tranquilos en sus desplazamientos habituales.

  Por otro lado, las personas de la vida pública como actores y cantantes requieren de un esquema de seguridad que implique escoltas, que sobre todo pretende que sus seguidores no les hagan daño o impidan su paso.

  El servicio de protección con escoltas únicamente se puede prestar por las empresas de seguridad privada debidamente establecidas. En Colombia existe una licencia especializada otorgada por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada para que una entidad tenga la posibilidad  de prestar esta modalidad de protección.

 

Cargos y roles de un escolta

  Aunque todos los escoltas tienen el mismo fin (proteger) no todos realizan las mismas actividades, por ejemplo hay escoltas que a su vez son conductores, se encargan de transportar a su protegido, ejerciendo lo que se conoce como conductor - escolta. Otros  van en moto apoyando la seguridad del vehículo en el que viajan las personas que se protegen, o se rotan estos roles entre el dispositivo de escoltas que el protegido tenga contratado.

  Un escolta se convierte en parte de la familia y el día a día de su protegido, pues pasará la mayor parte del tiempo con él.

  Si quieres obtener más información que contribuya a tu seguridad y bienestar de tu familia, puedes ingresar al siguiente link: www.seguridadsuperior.com  

No hay comentarios

Agregar comentario